Anillo

15235529_687420164756084_7225874133780765573_o

Hoy me llegó un anillo que compré por internet luego de mucho buscar. Quería que fuera dorado y ancho. Por fin encontré uno que me resultó atractivo. Creo que fue una cuestión más de nostalgia que de estética. No es que no sea un lindo trabajo artesanal, pero su fuerza pasó por otro lado.
Me recordó los envoltorios de chocolate y alfajores que yo, como tantos, tenía por costumbre separar. Me refiero a retirar la lámina dorada del papel blanco para alisar y luego envolverme con ella el dedo medio o el índice como si fuera un anillo. Entonces el papel me hacía sentir grande.
Ahora es al revés. Es el anillo el me lleva a la infancia. Es una anillo de compromiso, me digo. Porque una tiene compromisos también con sus recuerdos.