666

Ayer falleció sorpresivamente la hija de otra amiga.

De qué me quejaba yo tanto antes de ayer.