Ambición

Me gusta creer que todos los errores cometidos, todas las malas decisiones en mi vida profesional, a lo largo de una carrera con metas que siempre se han ido alejando (un esfuerzo abismal contra el ego), me gusta creer -repito-, que dichas insuficiencias han sido necesarias para los aciertos afectivos, para la maternidad tal como la concibo, para la presencia no solo física sino también mental y la creación -responsabilidad adulta- de los lazos seguros e incondicionales que hoy nos unen. Me aterra pensar que pueda ser en vano.

Cuando pasen los años, más de los que han pasado, quiero mirarme al espejo y aunque otras carencias puedan abogiarme, poder decir con certeza que -al menos- he sabido ser madre.

4 thoughts on “Ambición”

  1. Siempre nos asaltan esas dudas, pero no somos diosas. Si hacemos todo lo mejor que sabemos, bien hecho está.
    Besos, Maia.

Leave a Reply